La primavera la sangre altera

Los días ya son más largos y el frío va desapareciendo… ya la tenemos aquí, es la primavera. Pero el cambio de tiempo no afecta sólo al ambiente, puede afectar también a las personas, y aquello que ansiamos tanto que llegue, puede darnos un mazazo físico y anímico y dejarnos ko. Me refiero a la astenia primaveral.

¿Cuáles son los síntomas de la astenia?

  • Tristeza sin motivo
  • Irritabilidad
  • Falta de apetito
  • Cierta pérdida de memoria
  • Tensión arterial baja
  • Ausencia de interés sexual
  • Dolor de cabeza y malestar general
  • Debilidad muscular para hacer cualquier esfuerzo
  • Cansancio

Vamos, una maravilla todo, ¿verdad?

Bueno, pues no hay que preocuparse porque, aunque los síntomas son molestos, también son leves y temporales.

¿Y, a qué es debida la astenia?

Aunque se desconocen las causas exactas, se la relaciona directamente con las variaciones ambientales que conlleva la nueva estación (cambio horario, lumínico, de temperatura…) y con la disminución de beta-endorfinas en la sangre, que son las sustancias encargadas de regular el sistema “bienestar-malestar”.

El cambio de estación altera estas sustancias, y ello es lo que provoca esta desagradable sensación de fatiga.

La astenia puede ser de dos tipos:

  • De origen físico. Cuando provoca debilitamiento corporal.
  • De origen nervioso. El cansancio aparece a la hora de realizar una actividad mental. Por ello, es la que afecta principalmente a estudiantes.

¿Cómo podemos combatirla?

  • Durmiendo las horas necesarias
  • Practicando ejercicio
  • Siguiendo una alimentación que incluya productos energéticos: dátiles, frutos secos, plátanos, legumbres, pastas, chocolate.
  • Tomando algún complemento vitamínico y/o dietético previa consulta con el médico o farmacéutico.

Y para un consejo más personalizado no lo dudes, ponte en contacto con tu farmacéutic@ de referencia.

2019-05-17T06:22:28+00:00 By |0 Comments

Leave A Comment