¿Te lavas la cara? … Sí, con agüita clara

A menudo, cuando viene una clienta (el 95% de las veces son mujeres) a pedirme su crema de día, o de noche, o su serum… me gusta realizarle una pregunta:

– ¿Cómo te desmaquillas?
– No me maquillo
– Vale, pero ¿cómo te lavas la cara?

Tengo que decir que muchas me contestáis bien, pero otras… “Con agua” o “con agüita clara” o, directamente, “no me la lavo”¡NOOOOO!

¡¡SACRILEGIO!! Amigas mías, el agua NO lava, el agua moja y aclara.

Tanto si te maquillas como si no, la piel se ensucia por varios factores:

  • Contaminación
  • Se está renovando continuamente y tenemos restos de células muertas
  • Grasa oxidada (que segregan los poros)

Anna Pursglove, una periodista que escribe artículos de belleza para el periódico británico «Daily Mail»,  demostró que no  tener una rutina de limpieza antes de dormir en realidad sí puede llegar a ser muy malo.

Durante un mes completo, Anna se maquilló como normalmente lo hacía, pero no se limpió la cara ni un solo día.

Las reglas del experimento le permitían lavar superficialmente (con agua) su cara en la ducha todas las mañanas, pero le prohibían utilizar cualquiera de los productos que normalmente se aplicaba en su rutina de limpieza. Asimismo, cada día debía usar sus cremas y maquillaje sobre los restos del antiguo.

La textura de su piel empeoró en alrededor de un 10%, lo que (según le señaló una dermatóloga) probablemente se debió a que dejó de hidratarla dos veces al día, como lo hacía habitualmente. Y no sólo por eso, sino que también porque las capas de maquillaje fueron frenando su proceso natural de renovación.

Sus arrugas se hicieron más profundas, ya que su piel se volvió menos elástica debido a la sequedad que le causó la falta de hidratación, y las partículas de contaminación que fueron quedándose adheridas a su maquillaje.

Su rostro adoptó un tono rojizo, lo cual demostró que durante el mes en que no lo limpió, diversos agentes irritantes quedaron atrapados al interior de los poros que fueron obstruidos por el maquillaje.

Los poros se agrandaron alrededor de un 5%, debido a que fueron cerrados por la suciedad.

Y aunque todas estas secuelas pueden parecer horrorosas, una fue la peor de todas,  según los expertos ¡su piel envejeció alrededor de 10 años!

Se estima que cada día que no nos lavamos la cara envejecemos 4 días.

Nos debemos limpiar adecuadamente para tener la piel más luminosa y más bonita, y para que el tratamiento posterior haga efecto.

Si no lo hacemos así, por mucha crema que nos pongamos no nos valdrá para nada.

OJO, hay que tener cuidado con las toallitas desmaquillantes, otro riesgo para la piel. Retiran el maquillaje, pero habitualmente no es suficiente y no dejan la piel limpia. Además, el no aclarar después podría aumentar el riesgo de alergia motivado por alcohol y perfumes añadidos.

Por tanto, después de aplicar una toallita se debería de aclarar la cara sí o sí, aunque yo sinceramente no las aconsejo.

Existen muchos productos de limpieza en función del tipo de piel y gusto personal.

Leches, aguas micelares, espumas y jabones limpiadores…

Así que ya sabes, hay que lavarse la cara bien. Y si no tienes claro cuál es tu producto ideal, déjate aconsejar por un profesional.

2019-04-12T12:44:48+00:00 By |0 Comments

Leave A Comment